BOLETÍN SOBRE SOR EUSEBIA PALOMINO
10 de Febrero de 2004

SorEusebia.jpg (11066 bytes)  

LA ENCÍCLICA DE JUAN PABLO II SOBRE LA EUCARISTÍA y SOR EUSEBIA

El Jueves Santo, 17 de Abril de 2003, promulgó el Papa una carta encíclica sobre la sacratísima Eucaristía. La conocí al día siguiente. Me pareció que era lo mejor de todo su largo pontificado, sin quitar valor alguno a los demás actos suyos: que los tiene y mucho.

Por eso inmediatamente escribí al Papa dándole las gracias. pues teníamos mucha necesidad de un documento pontificio sobre un tema tan necesario en nuestros días. ya que la sacratísima Eucaristía no es tratada en no pocos lugares con el debido respeto. El Papa lo dice en la misma encíclica con estas palabras: "Desgraciadamente. junto a estas luces. no faltan sombras. En efecto, hay unos sitios donde se constata un abandono casi total del culto de adoración eucarística, a esto se añaden, en diversos  contextos eclesiales, ciertos abusos que contribuyen a oscurecer la recta fe y la doctrina católica sobre este admirable Sacramento. Se nota a veces una comprensión muy limitada del misterio eucarístico. Privado de su valor sacrificial, se vive como si no tuviera otro significado y valor que el de un encuentro convival fraterno. Además queda a veces oscurecida la necesidad del sacerdocio ministerial, que se funda en la sucesión apostólica, y la sacramentalidad de la Eucaristía se reduce únicamente a la eficacia del anuncio. También por eso, aquí y allá, surgen iniciativas ecuménicas que, aún siendo generosas en su intención. transigen con prácticas eucarísticas contrarias a la disciplina con la cual la Iglesia expresa su fe. ¿Cómo no manifestar profundo dolor por todo esto? La Eucaristía es un don demasiado grande para admitir ambigüedades y reducciones. Confío en que esta Carta encíclica contribuya eficazmente a disipar las sombras de doctrina y prácticas no aceptables, para que la Eucaristía siga resplandeciendo con todo el esplendor de su misterio".
Larga ha sido la cita, pero era necesario para ver la gran tristeza del Papa por las prácticas y doctrinas nada recomendables. Esto no es de ahora, ya en el Pontificado de Pablo VI aparacieron un poco por todas partes, o un mucho, deficiencias en la doctrina y prácticas referentes a la sacratísima Eucaristía y el Papa tuvo necesidad de corregirlo con palabras muy apremiantes. El mismo Juan Pablo II ya lo hizo también en su primera encíclica "Redemptor hominis", del año 1979. Más adelante dice el Papa que ha pedido a diversos Dicasterios romanos que den normas especiales para que los eclesiásticos se atengan con toda obediencia y sumisión a la disciplina.
Sor Eusebia lo vio todo clarísimo desde su niñez. Vivió su primera comunión con un fervor inusitado en tan pequeña edad. Luego continuó así toda su vida. Son muy expresivas las oraciones que dirigía al Santísimo Sacramento cuando guardaba el rebaño y veía desde el campo la torre de la Iglesia de Cantalpino. Vivió intensamente el misterio eucarístico y lo hizo vivir cuanto pudo en sus conversaciones, catequesis y escritos. En sus cartas trata unas siete veces de la Santa Misa y siempre exhorta a participar en ella con mente y corazón. Más de 18 veces trata en esas cartas de la comunión eucarística y anima a frecuentarla con una digna preparación del alma. Más de siete veces exhorta en sus cartas a la adoración al Santísimo Sacramento ante el Sagrario o en la solemne exposición del mismo. No olvida tampoco la reparación a la sacratísima Eucaristía. etc. etc..
Sor Eusebia fue siempre humildísima en todo, poca cultura, gran pobreza de bienes materiales, mendiga por los campos salmantinos en aquellos crudos inviernos, pero siempre también con una piedad cristiana profundamente arraigada en su corazón y llena de todas las virtudes cristianas, como lo ha declarado solemnemente la competente jerarquía de la Iglesia. Escribió oraciones especiales para prepararse dignamente a la sagrada Comunión y una oración especial que muchas personas las recitaban antes de dormir para acompañar a Cristo sacramentado en los Sagrarios solitarios. Son bien expresivas estas palabras de esa oración. que yo la rezo todas las noches:
"iOh divino Jesús! Solitario por las noches en tantos Tabernáculos sin que nadie te visite i ni te adore. Yo te ofrezco mi solitario corazón y deseo que cada uno de sus latidos sean otros tantos actos de amor Tuyo Tú estas siempre vigilando bajo los velos sacramentales. Tu amor nunca duerme y jamás te cansas de cuidar de los pecadores. ¡Oh solitario Jesús! Ojalá que mi corazón fuese una lámpara cuya luz brillara y despidiera rayos de amor para Tí solo. Vela Sacramental Centinela. vela por el dormido mundo y por las almas extraviadas y por tu pobre y solitario hijo...".
Mucho más podríamos decir sobre el gran amor de Sor Eusebia a la sacratísima Eucaristía. Lo haremos en otra ocasión.

Manuel Garrido Bonaño
Benedictino

NOTICIAS

Celebrada la Congregación de Cardenales y Obispos para la Causa de los Santos, el 16 de Diciembre de 2003, fue aprobado el milagro atribuido a S. Eusebia Palomino. El día 20 de diciembre de 2003, fue leído públicamente, en presencia del Santo Padre el Decreto sobre el milagro. Éste es el último paso necesario para proceder a la Beatificación.
LA FECHA DE LA BEATIFICACION HA SIDO FIJADA PARA EL DIA 25 DE ABRIL DEL 2004
Se han establecido varias Comisiones para preparar tan gran acontecimiento. Unas a nivel local y otras a nivel provincial. Nuestra Provincia Religiosa reside en Sevilla; y a su vez está relacionada con las otras Provincias Salesianas de España. Una sugerencia, la empezamos a poner por obra en este Boletín. Es la de recoger favores y anécdotas, a ella atribuidos o con ella relacionadas.
Desde aquí, hacemos un llamamiento a que nos envíen, tanto las anécdotas como los favores recibidos. Los iremos haciendo públicos comenzando en estas paginas y en otras Hojas que saldrán a la luz en los meses de Marzo y Abril.

FAVORES ATRIBUIDOS ALA INTERCESION DE SOR EUSEBIA
Comunico una gracia obtenida por S. Eusebia. Conseguir un puesto de trabajo para cada una de mis hijas. Soy devota de S. Eusebia desde hace 25 años, cuando me concedió el primer favor: Atender a mi hijo que tuvo que salir del pueblo para trabajar. Elvira Fernández. POZOBLANCO.

Deseo sea publicado el favor que obtuve gracias a la intercesión de S. Eusebia: Mi hija tuvo fuertes dolores en el vientre y vómitos y al no quitársele con remedios caseros, la encomendé a S. Eusebia y sin tener que ir al médico, le desaparecieron. Igual ocurrió con un resfriado y tos fuerte que tuvo unos días después. Joaquina Bodión. BADAJOZ.

Doy gracias a S. Eusebia por el hecho siguiente: El padre de un amigo de mi hijo tuvo un problema profesional-familiar y desapareció de su casa sin llevarse dinero ni documentación. Toda la familia estaba muy preocupada. Encomendé el caso a S. Eusebia y cada día la invocábamos para que intercediera ante el Señor. El día 4 de Octubre mi hijo recibió la alegre noticia de que había aparecido sano y salvo. Comuniqué a su familia que había rezado intensamente a S. Eusebia por este problema y que publicaría la gracia. Otra, de las muchas que he recibido de ella. María del Carmen Suárez. Las Palmas de Gran Canaria

A principio de Enero del 2003, perdí la visión en un ojo debido a una trombosis. El oftalmólogo no me ocultó la gravedad del caso y sus pocas esperanzas de que pudiera recuperar la vista. No obstante, me puso un tratamiento y decidió operarme para extirpar la catarata que tenía, por si recobraba al menos un mínimo de visión. La intervención se realizó y continué aplicándome el tratamiento, pero, sobre todo, encomendé el caso a S. Eusebia a quien quiero y admiro porque pienso que es una gran santa. Todos los días le rezaba la oración con gran confianza y poco a poco me dí cuenta de que veía.
La gran sorpresa para el médico tuvo lugar en el mes de Septiembre cuando fui a la consulta. Examinándome detenidamente, pudo comprobar que había recuperado un veinticinco por ciento de visión, cosa que de ningún modo se explicaba. No cesaba de repetir: ¡Esto es milagroso, esto es milagroso!".
Al despedirme le di las gracias y él muy convencido, replicó señalando el cielo: " A mí no, déselas al de arriba". S. María del Rosario Pérez. Religiosa de Clausura de SALAMANCA.

Soy Profesora del Colegio Salesiano de Badajoz. Puedo decir que S. Eusebia me consiguió del Señor un milagro real el 29 de Abril de 1997. Me encontraba de viaje con cincuenta alumnos en la Casa Salesiana de "Martí Codolar", en Barcelona. Tuve una caída y se me partieron los dos tobillos , la tibia y el peroné de una pierna. Cuando el doctor me vió, al decirle yo que tenía las piernas rotas, me dijo: y muy rotas. Me hicieron radiografías y todo tipo de pruebas, confirmando lo anterior. El médico pidió un quirófano para operar. Me acordé entonces de S. Eusebia y le dije: Tú has hecho cosas más raras, pensando en el
milagro del cuadro... y en ese instante, el doctor que había pedido el quirófano dijo: Pasen a Cándida a la habitación 4 para yeso. Yo pensé: Entonces me van a escayolar. Así fue y a la hora de haber ingresado salía con mis dos piernas escayoladas y pude desarrollar durante toda la semana, las actividades programadas. Al llegar a Badajoz e ir al médico a comunicar lo que me había dicho el doctor de Barcelona, que no me tocaran hasta comprobar que estaban los huesos unidos, así lo hicieron, y a los 43 días, al hacer las radiografías comprobaron que estaban los huesos como si nunca hubieran estado fracturados. Se quedaron helados, pues estaba todo calcificado. Al día siguiente pude ir a Fuengirola (Málaga) , nadar y montar, en bicicleta, con toda normalidad, sin tener dolor alguno. ¡Gracias S. Eusebia, de todo corazon! .

ANÉCDOTAS
Un día comentaba con mi vecina que deseaba plantar un rosal rojo, para llevar rosas rojas a S. Eusebia, que según parece eran de su agrado. Ella me dijo que tenía un rosal amarillo; yo le insistía en que lo quería rojo y ella me dice ¿por qué no plantas éste, que es también muy bonito? Lo planté en una parcela que tengo en la playa en Mazagón. A los 15 días fui y había crecido un tallo de 30 cms. A los pocos días brotaron unas rosas rojas preciosas. Las corté y las puse a S. Eusebia en mi casa, me duraron muchos días. Antonia García Martín. ROCIANA DEL CONDADO (Huelva).

Iba un día para mi casa y encuentro a mi hijo en el zarzal que hay enfrente, todo preocupado, porque entró en él, corriendo detrás de un gato y se le cayó del bolsillo la llave de la casa. Llevaba un rato buscándola y por más que había intentado no la encontraba. Yo le dije: No te preocupes, ahora mismo le rezo a S. Eusebia y ella la encuentra. Entro en el zarzal y veo la llave en mis pies. Mi hijo me decía: ¿Pero cómo es posible, mamá? llevo un rato removiendo las ramas, metiéndome en lo más enredado del zarzal, ayudándome de un palo y no había forma de encontrarla. Josefa María Feria. BEAS (Huelva).
Otro hecho ocurrió, referente a mi hijo. Fue a la Mili, nada menos que a Murcia. Estaba algo nervioso y no quería estar allí. Yo le rezaba y le decía a S. Eusebia que le manden para atrás. Él me escribía y me repetía siempre que quería volver. A los 15 días estaba con el Encargado de los soldados y al darle una cosa, éste se dio cuenta de que estaba muy nervioso el muchacho. Entonces le dijo: Ven, te voy a dar un café fuerte y después vas a ir al Capitán médico. Cuando éste le reconoció le dijo: Tú no puedes estar aquí, de ninguna manera y lo mandó a su casa. La tía del muchacho que estaba con la madre mientras me lo contaba, añadió su comentario: ¿Cómo se le pudo ocurrir al Encargado decirle lo del café? Sin duda, un pensamiento que S. Eusebia le puso en su mente para que el muchacho se pusiera de tal forma que el médico decidiera enviarlo a su casa. Actualmente. el muchacho trabaja en una Empresa de Aguas y es muy querido tanto por el jefe como por sus compañeros. Josefa María Feria. BEAS. (Huelva).

 

Datos biográficos Museo Sor Eusebia en Salamanca Contacto
Oración y gracias concedidas Su Beatificación Enlaces
El misterioso cuadro Calendario Sor Eusebia Escriba su testimonio sobre Sor Eusebia
Fotos de Sor Eusebia y su entorno Boletines Principal
Museo Sor Eusebia en Valverde Volver a Web Católico de Javier