SONETO A JESÚS CRUCIFICADO

Cristo Crucificado, de Salvador DalíNo me mueve, mi Dios, para quererte,
el cielo que me tienes prometido;
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tú me mueves, Señor, muéveme al verte
clavado en una Cruz y escarnecido;
muéveme el ver tu cuerpo tan herido;
muévenme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera;
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero, te quisiera.

Anónimo español, siglo XVI

 

Un soneto se compone de 14 versos endecasílabos (11 sílabas). Éste, en concreto, pertenece al siglo de Oro Español. Sus versos son muy profundos, y la persona que lo escribió transpira una gran religiosidad. Aunque el soneto es anónimo, los expertos lo atribuyen a San Juan de la Cruz o a Santa Teresa de Jesús.

 

Volver a la página principal de Web Católico de Javier

Firmar en el libro de visitas

Subscríbase gratis a la lista de correo de Web Católico de Javier para recibir las novedades semanalmente.

eXTReMe Tracker