La Divina Misericordia

Imagen de la Divina MisericordiaNuestro Señor se apareció desde 1931 a 1938 a la religiosa polaca Santa Faustina Kowalska, confiándole la difusión de la devoción a Su Divina Misericordia. Estas revelaciones las escribió Santa Faustina en un diario, por indicación de su director espiritual.   

La Divina Misericordia es una devoción centrada en la enseñanza de la misericordia de Dios y Su amor infinito por la humanidad. Esa misericordia y ese amor lo pone Jesucristo a disposición de todos los hombres, especialmente a los más pecadores.

San Juan Pablo II canonizó a Santa Faustina Kowalska en el año 2000 y ese mismo año instituyó la Solemnidad del Domingo de la Divina Misericordia, para que se celebrara cada año el domingo siguiente al Domingo de Resurrección.

Dada la importancia de esta fiesta, la Iglesia ofrece una indulgencia plenaria para hacer que los fieles vivan con intensa piedad esta celebración. Fue San Juan Pablo II quien estableció que el Domingo de la Divina Misericordia se enriqueciese con la indulgencia plenaria para que los fieles recibiesen con más abundancia el don de la consolación del Espíritu Santo y cultivasen así una creciente caridad hacia Dios y hacia el prójimo, y una vez obtenido de Dios el perdón de sus pecados, ellos a su vez perdonen generosamente a sus hermanos.

Para ganar esa indulgencia plenaria, hay que hacer lo siguiente:

En los siguientes apartados, podrás profundizar en el conocimiento de esta devoción.

Origen de la devoción

Novena de la Divina Misericordia

Promesas de Jesús a Santa Faustina Kowalska

Consagración de las familias a la Divina Misericordia

Santuarios de la Divina Misericordia en el Mundo

Coronilla de la Divina Misericordia

Santa Faustina Kowalska

Otros datos de interés

Libro de visitas

Índice de Web Católico de Javier

contacto Suscríbase gratis a la lista de correo de Web Católico de Javier para recibir las novedades semanales por correo electrónico.